Elementos filtrados por fecha: Febrero 2023

Ante el desconocimiento detectado en el mercado, el Comité de Fabricantes e Instaladores de Sistemas de Control de Temperatura y Evacuación de Humos recuerda que la norma UNE 23585:2017 Sistemas de control de humo y calor. Requisitos y métodos de cálculo y diseño para proyectar un sistema de control de temperatura y de evacuación de humos (SCTEH) en caso de incendio estacionario, se menciona en el Código Técnico de la Edificación (CTE), y por tanto es de obligado cumplimiento.

La actividad del control de humos está en constante evolución por lo que estos desarrollos deben trasladarse al marco normativo y reglamentario para así afrontar con mayores garantías la instalación, puesta en marcha y mantenimiento de los SCTEH.

Los parámetros de diseño de los sistemas SCTEH se encuentran en 4 tablas (1.1 a 1.4) según los siguientes criterios:

· Áreas de venta inferiores a 1000 m2, oficinas y habitaciones de hotel, en atrios multi planta.

· Áreas de venta superiores a 1000 m2 con productos almacenados, con altura limitada. Cajas escénicas y escenarios. Recintos de exposiciones.

· Áreas de producción y/o apilamiento con altura limitada.

· Edificio de almacenamiento en altura.

En dichas tablas los modelos de incendio están especificados considerando en caso necesario la existencia o no de sistema de rociadores, e indicando en caso necesario la altura crítica de almacenaje o apilamiento de productos, por encima de la cual se debe contemplar el modelo de incendio de almacenamiento en altura,

Para cada modelo de incendio se especifican los parámetros, necesarios para el dimensionado del SCTEH (área del incendio, perímetro del incendio, y flujo de calor liberado).

Asimismo, en el caso de modelos de incendio para áreas de producción y/o apilamiento con altura limitada los criterios para la determinación de los tamaños de incendio se basan en criterios objetivos (en la existencia de otras instalaciones de protección contra incendios como instalaciones de extinción mediante rociadores o como instalaciones de detección) en lugar de criterios subjetivos como se producía en la anterior versión de la norma.

Finalmente, queremos recordar que el marcado CE es un requisito obligatorio para todos los elementos del sistema de control y evacuación de humos, y es un requisito esencial para garantizar una calidad consistente y para evitar distorsiones en el mercado.

airfeu norma une 23585 2017 sistema control humo calor obligado cumplimiento

Publicado en Noticias

Cuando hablamos de protección activa contra incendios para el ámbito residencial, la alarma de humo y sistemas de detección son un elemento clave a la hora de poder avisar a los usuarios de la amenaza del fuego de manera temprana. El diseño de seguridad contra incendios en edificios radica en que, en caso de fuego, suene una alarma para avisar a usuarios y seguidamente éstos puedan proceder a evacuar, confinarse o que sean trasladados a otro sector, según el uso del establecimiento.

Cualquiera de los procedimientos y su positiva consecución dependerán de la rapidez con la que se desarrolle y propague el incendio y del tiempo con el que se disponga para proceder. No todos los usuarios tendrán la misma capacidad para actuar o evacuar y por lo tanto el tiempo variará según la condición de sus usuarios. Como hemos visto en la mayoría de los incendios en usos del ámbito residencial, el fuego y el humo se ha propagado rápidamente en el edificio invadiendo la caja de escaleras u otras estancias del establecimiento y afectando al global de sus usuarios.

Las alarmas de humo avisarán y el rociador de incendios contendrá o apagará el fuego, ofreciendo el tiempo adicional con el que cualquier usuario debería contar para evacuar. El rociador más próximo a la fuente de ignición detectará el calor y se abrirá automáticamente para controlar o extinguir el fuego evitando que éste pueda desarrollarse y propagarse antes de la llegada de los Bomberos. La altura del edificio juega un papel muy importante, ya que tanto usuarios como bomberos precisarán mayor tiempo; los usuarios para ponerse a salvo y los bomberos para proceder a la extinción.

Los rociadores, a lo largo de sus más de 100 años de historia, han demostrado ser una herramienta clave a la hora de salvar vidas y proteger bienes. Estudios internacionales han sido publicados con los resultados de su eficacia y efectividad en miles de incendios reales en edificios protegidos con estos sistemas, convirtiéndolos en un claro y positivo caso de éxito de costes y beneficios incluso consiguiendo que algunos países acaben regulándolos y convirtiéndolos en obligatorios para edificios residenciales nuevos y existentes con independencia de su altura de evacuación.

En España, para edificios de uso residencial tanto públicos como privados hasta los 18 metros de altura de evacuación, se dispone de la norma UNE-EN16925:2020, así como de un Anexo Nacional de dicha norma donde se indican los requisitos y proporciona recomendaciones para el diseño, la instalación, el suministro de agua y la prevención de reflujos, la puesta en marcha y el ensayo de los sistemas fijos de rociadores automáticos residenciales desde los 18 hasta los 28 metros. Para edificios de uso residencial con alturas de evacuación superior a los 28 metros, la norma de diseño a usar sería la UNE-EN12845:2017, regulada y recogida en el CTE para proteger edificios que superan los 28 metros de altura de evacuación o con superficie construida por encima de los 5000 m2.

Airfeu Rociadores automaticos de extincion de incendios para el ambito residencial

Publicado en Noticias

Tres jóvenes de 20 y 21 años han fallecido esta mañana (31 de enero) al quedar atrapados durante el incendio de una vivienda en el barrio de Isla Chica en Huelva. Los primeros indicios apuntan a que un brasero del salón pudo ser el origen del incendio en la vivienda. Esta tragedia pone de nuevo sobre la mesa la necesidad de mejorar la seguridad frente a un incendio. Foto @BomberosHuelva

Según el último estudio de “Víctimas de incendios en España, 2021”, elaborado por la Fundación Mapfre y la Asociación Profesional de Técnicos de Bomberos (APTB), el 70% de las muertes por incendio en 2021 fue por intoxicación por humo, como es el caso del triste suceso de Huelva. El estudio ahonda en las causas principales de inicio del fuego: productores de calor -braseros, estufas, radiadores- (20,4%); seguido de problemas eléctricos -sobrecarga y averías- (16,2%). El Estudio señala que en 2021 fallecieron 204 personas por este motivo, 152 de ellas en viviendas. Lo que supone un incremento de más del 20 por ciento respecto a las cifras de 2020.

PREVENCIÓN

Los expertos señalan que es muy importante saber reaccionar de una manera eficiente ante la aparición de un incendio. Una buena fórmula utilizada en muchos países europeos es la impartición en las escuelas de cursos y talleres sobre “cómo comportarse en caso de incendio y qué medidas de protección se deben adoptar”. Las administraciones públicas deberían contemplar este tipo de formación en los planes de estudio. La concienciación y formación del ciudadano, desde la más temprana edad, según los datos disponibles, resulta muy eficaz para evitar tragedias derivadas de un incendio.

Además, algunas de las medidas de prevención aconsejadas por los servicios de emergencias son:

- En la cocina: Evite que los niños jueguen en la cocina. No almacene ni manipule líquidos inflamables. Limpie frecuentemente la campana de humos. Coloque las sartenes en el fuego de forma que los mangos no sobresalgan. No cocine con prendas de vestir con manga ancha. Si sale de casa, aunque sea por muy corto espacio de tiempo, no deje la cocina encendida.

- Estufas: no coloque nunca estufas/braseros cerca de muebles o tejidos. No ponga encima o muy cerca de estufas a secar ropa. Vigile siempre las estufas y braseros de debajo de las mesas camillas.

Las causas eléctricas (fallos, sobrecarga, enchufes averiados, regletas, recarga de baterías por la noche…) son la principal causa de incendios con víctimas. Hay un factor que intensifica el riesgo y es la tarificación eléctrica nocturna en instalaciones eléctricas antiguas, en mal estado, o sobrecarga de la red en horario no vigilado, mientras dormimos.

- Instalaciones eléctricas: Desconecte los aparatos eléctricos que no se usen. No sobrecargue los enchufes conectando varios aparatos. Evite cables pelados y sin protección. Arréglelos o elimínelos cuanto antes. No manipule en la red eléctrica especialmente con el suelo mojado. No realice arreglos provisionales en lámparas ni aparatos eléctricos. Coloque los sistemas de protección adecuados a su potencia eléctrica. Las instalaciones deben ser revisadas por técnicos especializados cuando se observen fallos en su funcionamiento o después de 10 años de su instalación.

MEDIDAS DE PROTECCIÓN

TECNIFUEGO, Asociación Española de Sociedades de Protección contra Incendios, y sus empresas asociadas, que trabajan en la investigación y desarrollo de tecnologías de protección, recomiendan algunas soluciones de probada fiabilidad y bajo coste que reducirían drásticamente, no solo el número de víctimas mortales, sino también los heridos y las pérdidas materiales. La protección integral consiste en la instalación de una serie de medidas de protección activa y protección pasiva.

La protección activa se compone de una serie de equipos y sistemas para detectar y extinguir un incendio, como el extintor, el detector de humos, o el rociador automático:

- El detector de humos es un equipo que detecta las partículas de humo y avisa con sonido y/o luz de manera temprana. Además, la alarma se puede transmitir al exterior de la vivienda, avisando al resto de inquilinos y al servicio de emergencias.

- El extintor es fácil de instalar, solo es necesario colgarlo en un lugar visible, de fácil acceso y en las zonas de mayor riesgo, como es la cocina. Su uso es sencillo tras un pequeño entrenamiento.

- La manta ignífuga proporciona seguridad, en casos de conato o incendios pequeños, es muy fácil de usar y eficaz contra el fuego.

- Los rociadores automáticos descargan automáticamente agua exclusivamente sobre el área afectada por el fuego.

La protección pasiva consiste en el uso de elementos constructivos y productos especiales que puedan evitar el inicio y la propagación del incendio, además de facilitar la evacuación de las personas en condiciones seguras, sin olvidar que ofrecen un plus de tiempo a los equipos de bomberos para sus labores de intervención y rescate. Ante un incendio, disponer del diseño adecuado de protección pasiva, debería garantizar:

- compartimentación en sectores de incendio (mediante puertas, cerramientos y sellados) que permitan mantenerse seguros y aislados del riesgo;

- eliminación de la propagación por fachadas y cubiertas a otras viviendas/edificios (a través de materiales que no propaguen la llama ni generen humos tóxicos)

- protección estructural que mantenga la estabilidad del edificio -al menos- durante la evacuación de ocupantes y la intervención de equipos externos.

CAMPAÑAS CONCIENCIACIÓN

Además, la concienciación del riesgo de incendio es un primer paso para evitarlo y protegerse. Desde TECNIFUEGO se llevan a cabo campañas de prevención, que bajo el título Los incendios matan. La protección es posible, buscan alertar y concienciar tanto al ciudadano como a los responsables de las políticas legislativas relacionadas con la vivienda para lograr un cambio en la legislación (Código Técnico de la Edificación, CTE- DBSI), que introduzca mayores medidas de seguridad y protección.

En Francia, Reino Unido y otros países de nuestro entorno es obligatorio instalar un detector de incendios en las viviendas. En este sentido, desde TECNIFUEGO nos hemos sumado a la campaña divulgativa de la Comunidad de Madrid sobre las ventajas de instalar detectores y otras medidas de protección en el interior de las viviendas, así como la revisión periódica de los calefactores e instalaciones eléctricas para evitar incendios en el hogar.

Una de las actividades en este sentido, que se viene realizando, es la entrega de detectores para personas vulnerables. En 2022 se ha realizado en Bermeo, con la colaboración del Ayuntamiento, que ha puesto en marcha un programa para instalarlos y mantenerlos, y conseguir así una mejora en la seguridad en las viviendas.

airfeu tragedia mueren tres jovenes incendio vivienda huelva

Publicado en Noticias

Según fuentes del seguro y de bomberos, los incendios causados por los patinetes eléctricos son cada vez más frecuentes y preocupantes, durante los dos últimos años este tipo de incidentes ha aumentado un 30%. Además del riesgo de incendio, en numerosas ciudades españolas se está planteando la obligatoriedad de contratar una póliza que cubra, como mínimo, los daños provocados a terceros que puede provocar un patinete eléctrico.

De hecho, a raíz de un suceso con heridos en un tren en Barcelona, se ha prohibido el acceso temporal de los patinetes en los medios de transporte públicos en diversas ciudades de Cataluña. La decisión tiene el precedente de Londres, donde en diciembre del año pasado ya se prohibió la entrada de vehículos de movilidad personal al transporte público después de dos explosiones en el metro que dejaron unos cuantos heridos por inhalación de humo.

En este sentido, Lluís Mendo, responsable de Salvamento de Tráfico y Asistencias Técnicas de la División de Operaciones de Bomberos de la Generalitat, alertó hace unos días del riesgo de incendio de las baterías de litio baterías, “que arden por tres motivos: al recibir un impacto, porque han sufrido una perforación o se han estropeado y al sobrecargarse por un exceso de energía…. cuando se estropean y entran en contacto los líquidos que componen las pilas, se produce una reacción química que hace que aumenten de volumen y acabe generándose el calor que crea finalmente la llama”.

Fuentes del Servicio de Extinción de Incendios del Ayuntamiento de Sevilla se han sumado a la alerta en la prensa: “Por la composición de las baterías, la combustión es muy rápida y genera una gran cantidad de humo negro y tóxico que invade, en cuestión de segundos, las estancias de la vivienda, siendo el principal peligro en los incendios”.

Las baterías de iones de litio de los patinetes eléctricos se recargan habitualmente en las viviendas, casi a diario, lo que está aumentando la probabilidad de incendio dentro de la vivienda. Incendios muy virulentos contra los cuales los ciudadanos aun no estás preparados.

CONSEJOS Y MEDIOS DE PREVENCION Y PROTECCION

Desde TECNIFUEGO, Asociación Española de Sociedades de Protección contra Incendios, hemos recopilado algunos consejos de prevención y protección contra los incendios, útiles para los usuarios:

· No se tienen que utilizar cargadores que no sean los facilitados por el fabricante, ni llamar a los patinetes con los tutoriales que aparecen por internet, ni cargarlos cuando están mojados.

· No poner a cargar una batería que pueda encontrarse en mal estado y, como norma general, no conectarla a la red por la noche si se queda sin vigilancia, ni tampoco hacerlo junto a elementos combustibles que puedan propagar las llamas.

· Los bomberos recomiendan no ponerlo en carga toda la noche y hacerlo en una zona ventilada.

· Es aconsejable recargar el patinete lo más alejado posible de objetos inflamables que puedan arder con facilidad o que faciliten la propagación del fuego por toda la casa. Los lugares más aconsejables para la recarga son los que puedan recibir ventilación continua como por ejemplo una terraza.

· La limpieza del patinete con agua a presión podría introducir agua en las celdas de la batería ocasionando cortocircuitos que son los causantes de los incendios. Igualmente, no es aconsejable poner a cargar el patinete si está mojado o húmedo.

· Golpes. Cuando el patinete se golpea, especialmente en la zona en la que se sitúa la batería, es recomendable llevarlo a un taller para que sea revisado. Ese golpe ha podido causar algún daño en las celdas que al recibir la energía de la recarga podría provocar de nuevo un cortocircuito.

· No se debe manipular el interior de la batería para comprobar su estado.

Los equipos contra incendios, que puede ayudar a prevenir y extinguir un posible incendio derivado de una batería de litio en el hogar, son: detectores de incendio y humo, que avisan de un conato aun estando dormidos; extintores por espumas o polvos, que pueden apagar el incendio en sus inicios; aparatos de control y evacuación de humos, contra los gases tóxicos del incendio de las baterías de litio; o la manta ignífuga, para cubrir el patinete, en los inicios de un conato.

CAUSAS DE INCENDIO EN BATERÍAS DE LITIO

Pero, cuál es la causa de que las baterías de litio sean tan inflamables. Sean del tamaño que sean, los componentes principales de cualquier batería son tres. Los electrodos, el cátodo y el ánodo, entre los que viajan los iones de litio para equilibrar la carga creada durante la carga y descarga, que están sumergidos en un electrolito que facilita su desplazamiento. Cuando está en proceso de descarga los iones se liberan del ánodo o electrodo positivo y viajan hasta el cátodo o electrodo negativo. Cuando la batería se conecta a un cargador, ocurre lo contrario y la batería se recarga. En el proceso se puede perforar el separador que evita que los electrodos se toquen, provocando un cortocircuito que podría incendiar la batería. Este efecto, que se conoce como fuga térmica, provoca un incendio que se propaga con gran rapidez, con una gran liberación de gases tóxicos, lo que lo hace muy difícil de extinguir.

El problema viene estudiándose desde hace tiempo y, de hecho, investigadores de la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M) y del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) han patentado un método para fabricar nuevos electrodos cerámicos para baterías de ion-litio que resulten más eficientes, baratas, resistentes y seguras que las convencionales. Igualmente, los organismos de prevención internacionales están trabajando para ofrecer soluciones prácticas al reto de la protección contra incendios de baterías de litio, que en un futuro próximo darán lugar a soluciones específicas.

Por su parte, los fabricantes de patinetes aconsejan que las baterías estén homologadas, y certificadas según la normativa vigente, lo que garantiza que, en caso de que la temperatura se eleve por encima de la consigna, se cortará el suministro de energía y se detendrá la carga. Igualmente aconsejan instalar en casa un detector de humos para que avise en caso de que el patinete se incendie por la noche, cuando nadie puede detectarlo.

airfeu patinete electrico riesgo incendio protegerse informe evaluacion consejos

Publicado en Noticias