Elementos filtrados por fecha: Julio 2022

Los incendios forestales que arrasan sin tregua los bosques de toda España se han cobrado ya dos vidas (la de un brigadista en Losacio y la de un pastor vecino de Escober de Tábara), y se busca a un ganadero desaparecido. Se trata de "la emergencia más preocupante desde que hay registros", según ha declarado a los medios el director general de Protección Civil y Emergencias, Leonardo Marcos González.

Decenas de incendios activos se suceden. Desde O Barco de Valdeorras hasta Folgoso do Courel, en Lugo, ya hay al menos 7.900 hectáreas arrasadas. Las llamas en las zonas de Tábara, en Zamora, avanzan sin control y el fuego ya ha calcinado 15.000 hectáreas.

En Cebreros (Ávila)se están viviendo escenas de pánico. Según los servicios de Emergencia y extinción “El fuego está fuera de la capacidad de extinción, debido al viento intenso que provoca focos secundarios a grandes distancias... Las condiciones extremas del comportamiento del fuego imposibilitan el trabajo de medios terrestres en condiciones de seguridad"

Entre los expertos en la lucha contra incendios forestales surge un clamor ante el panorama que se lleva repitiendo años y que ha colmado ya todas las reservas: “es necesario cambiar las políticas de lucha contra incendios: priorizar y desarrollar la gestión y ordenación forestal, plantear una ley marco de lucha contra los incendios en interfaz urbano forestal, que abarque todas las disciplinas y recoja la protección en la edificación, la jardinería preventiva, los tipos de cortafuegos, el material de extinción… Y concienciación, son necesarias campañas de concienciación que promuevan la autoprotección, financiar la implementación de estos planes de autoprotección, y que se tenga en cuenta la protección especial de las viviendas situadas en zonas forestales”. Foto ATBRIF

En estos momentos Extremadura, Castilla y León, Galicia y Cataluña son las cuatro comunidades autónomas que registran los incendios más virulentos. Las primeras estimaciones revelan que se han quemado durante el fin de semana más de 25.000 hectáreas.

Estos datos unidos a los facilitados por el Sistema Europeo de Información de Incendios Forestales (EFFIS) que revelaban que hasta junio de 2022 se habían quemado 70.000 hectáreas, se acercan, si no sobrepasan, la cifra del horror: 100.000 hectáreas calcinadas con la temporada recién iniciada.

La inmensa mayoría de los incendios en España son causados por actividades humanas. Para prevenirlos, el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico ha publicado un decálogo básico y recomendaciones de actuación para la prevención de incendios forestales. Sus 10 puntos son:

1. No tirar colillas al suelo

2. No encender fuegos en el monte en épocas de peligro

3. Si vas a hacer una quema, pide autorización y extrema todos los cuidados

4. En épocas de peligro, no uses maquinaria agrícola o forestal que pueda causar incendios

5. Cumple las restricciones de acceso a zonas forestales en épocas de alto riesgo

6. Si usas fuego, extrema los cuidados

7. Llama al 112 si ves un incendio

8. Nunca trabajes solo porque la seguridad es lo más importante

9. No uses herramientas que puedan generar chispas

10. No dejes basura en el monte.

El ministerio también ha preparado recomendaciones específicas para excursiones, acampadas, viajes en vehículos, para quienes viven en casas de campo o urbanizaciones, la quema de rastrojos, la limpieza de montes y quienes participan en la extinción de incendios.

GESTIÓN Y CAMBIOS

La combinación de inversiones, políticas en la gestión y un marco legal adaptado surge en cualquier propuesta global para hacer frente a lo que tenemos encima. Desde TECNIFUEGO, Asociación Española de Sociedades de Protección contra Incendios, dejamos algunas de estas propuestas de los expertos en las distintas áreas de la defensa contra los incendios forestales y que reclaman:

· Ordenación territorial, imprescindible para la gestión de IIFF, aportando soluciones de aprovechamiento forestal locales: ganadería, madera…

· Potenciar el sector forestal con políticas que incentiven el aseguramiento de los montes, sus aprovechamientos directos e indirectos, etc.

· Campañas de prevención durante el invierno: limpieza de montes, revisión y actualización de los cortafuegos.

· Cumplir la normativa de Protección Civil obligatoria: Planes de Autoprotección y Emergencias Municipales.

· Concienciación de la población. Promover la implementación de los planes autoprotección. Protección especial de las viviendas situadas en zonas forestales.

· Avanzar en una normativa en la interfaz UIF. Una normativa que recoja protección en la edificación, jardinería preventiva, cortafuegos, material de extinción, etc.

· Inversión en equipamiento y nuevas tecnologías de prevención y extinción.

airfeu oleada incesante de incendios forestales es necesario cambiar las políticas de lucha contra incendios

Publicado en Noticias

Según el último informe de UNESPA, el 5,16 % del total de los incendios anuales se produce en la industria. De hecho, en el primer semestre de 2022 se han desatado 7 incendios diarios en este tipo de establecimientos, varios de ellos de una gran virulencia y destrucción. La cifra que confirma esta gravedad se deriva de su coste, y aquí la industria alcanza el 37 % de los costes totales del seguro. Se estima que una treintena de estos incendios han tenido un coste superior al millón de euros. (foto @BomberosTenerife)

Son unos datos que pueden mejorar, sin lugar a duda. Para ello, desde TECNIFUEGO, instamos que se cumpla la legislación vigente, aumentar las inspecciones a las instalaciones y elegir empresas especializadas en instalación y mantenimiento de los sistemas y equipos de protección activa y pasiva contra incendios.

La legislación aplicable, en términos generales, son el Reglamento de instalaciones de protección contra incendios (RIPCI)y el Reglamento de seguridad contra incendios en establecimientos industriales (RSCIEI).

El RIPCI fija las características de los aparatos, equipos y sistemas de protección contra incendios, así como su instalación y mantenimiento, y los requisitos de las empresas instaladoras y mantenedoras que deben estar habilitadas en la Consejería de Industria correspondiente.

El RSCIEI por su parte establece las condiciones de protección contra incendios de los locales industriales, y su objeto es conseguir un elevado nivel de seguridad. El articulado contempla las prescripciones básicas de carácter general, que se desarrollan en los anexos, donde se recogen los criterios, condiciones y requisitos técnicos aplicables para conseguir la adecuada protección activa y pasiva. El Reglamento además contempla el uso de “Guías de Diseño” de reconocido prestigio para la justificación de soluciones técnicas diferentes a las planteadas por el propio Reglamento, así como la elaboración de una “Guía Técnica” de carácter vinculante que facilita la aplicación práctica del Reglamento, y que se puede consultar en la web del Ministerio de Industria.

Para realizar la inspección técnica, la revisión y conservación de las instalaciones de protección contra incendios en la industria se han publicado diversas normativas, como la Norma UNE 23580-1:2022. Seguridad contra incendios. Actas de mantenimiento de las instalaciones y equipos de protección contra incendios.

Así, la empresa mantenedora no debe limitarse a realizar las rutinas de mantenimiento exigibles para cada sistema. También es responsable de elaborar un informe de resultados en el que se señale cualquier anomalía: ya sea por roturas, mala instalación, falta de adecuación del sistema al riesgo existente, o porque el sistema o equipos hayan cumplido con su periodo de vida útil o recomendado.

Otra norma fundamental es la UNE 192005:2014 Procedimiento para la inspección reglamentaria. Seguridad contra incendios en los establecimientos industriales. Dado que el Reglamento de seguridad contra incendios en establecimientos industriales (RSCIEI) exige la inspección periódica a las industrias dependiendo de su riesgo intrínseco, esta norma es de gran ayuda para las labores de inspección que realicen los Organismos de Control Autorizados (OCA).

Graves casos de Incendio en industria en el primer semestre de 2022

24 junio. Un gran incendio destruye tres naves industriales en Palafolls. Un incendio muy virulento ha destruido por completo tres naves industriales.

13 de junio. Un incendio ha afectado a dos naves industriales en La Garriga. El fuego ha empezado en una empresa de componentes de PVC para muebles y posteriormente las llamas han alcanzado a una nave industrial cercana.

21 de mayo. Ogíjares (Granada). Afectadas varias naves industriales por un virulento incendio en un polígono de Ogíjares.

9 de mayo. Incendio en una nave en Granollers. Un total de 15 dotaciones de los Bomberos han tenido que trabajar en la extinción.

3 de mayo. Incendio industria cárnica Getafe. Una nave de 14.000 metros cuadrados, cercana M-50 y también del polígono de Cobo Calleja. Hasta 14 dotaciones de bomberos para su extinción, 10 camiones de Bomberos de la Comunidad de Madrid y 4 el Ayuntamiento de Fuenlabrada.

24 abril. Grave incendio en el Polígono Industrial ‘Los Caños’ de Zafra (Badajoz). Hasta seis camiones autobomba se necesitaron, desde los parques del CPEI de Zafra, Villafranca de los Barros y Hornachos dirigidos y coordinados por un vehículo de mando.

20 marzo. Incendio de nave en Sariego (Asturias). Un incendio de gran magnitud en una nave del polígono industrial de Sariego. Los equipos de extinción tuvieron que enfrentarse a llamas de gran altura, visibles desde la lejanía.

11 de febrero. Incendio en nave de productos químicos en Náquera (Valencia) Un incendio en una fábrica de aerosoles afectó a todo el polígono industrial Los Vientos de Náquera.

28 de enero. Manises (Valencia). El fuego devora en Manises la nave del mayor importador de productos chinos de la Comunitat Valenciana. Las llamas obligaron a cortar el tráfico.

* Desde Tecnifuego, Asociación Española de Sociedades de Protección contra Incendios, compuesta por profesionales, tenemos el compromiso de dar la información y recopilación de los graves incendios ocurridos en nuestro país, los datos intentan ser lo más rigurosos posibles a través de las fuentes abiertas e informes sectoriales y patronales. Con estos datos pretendemos concienciar del daño económico, reputacional, laboral y medio ambiental que produce un incendio directo o indirecto en las industrias, almacenes de distribución, fábricas y talleres.

Airfeu El primer semestre de 2022 se salda con graves incendios en la industria algunos datos y legislacion vigente

Publicado en Noticias

La virulencia de los incendios en las últimas décadas, propiciada por el cambio climático y el abandono rural, se ha convertido en un serio problema para la población que vive en la interfaz urbano-forestal (IUF). En los últimos incendios estamos viendo cómo miles de personas han tenido que ser evacuadas de sus municipios y urbanizaciones, dándose situaciones reales de emergencia civil.

Desde TECNIFUEGO, Asociación Española de Sociedades de Protección contra Incendios, instamos a las autoridades a abordar este riesgo de una forma integral y sin más dilación. Por un lado, la obligatoriedad de contar con planes de autoprotección hay que cumplirla (solo un 20% de los municipios lo tienen implementado). En este sentido cualquier persona que tenga una casa en entorno forestal debe hacerse cargo también de su debida autoprotección, integrando algunas medidas de seguridad. Por otro, acometer a través de un organismo interdisciplinar el desarrollo y puesta en marcha de una legislación integral sobre protección en interfaz urbano-forestal, como demandan los expertos desde hace años. Y desde luego lanzar periódicamente, campañas de concienciación a la población sobre prevención y protección.

Cuando el incendio llega cerca de nuestro municipio y se realiza la evacuación segura, nos queda la incógnita sobre la suerte que correrá nuestra casa, si la encontraremos cuando regresemos o habrá quedado reducida a escombros y cenizas. De hecho, nadie nos puede garantizar que nuestra vivienda no sufrirá las mismas consecuencias que los bosques aledaños, pero sí podemos hacer lo que está a nuestro alcance: implementar el plan de autoprotección y llevar a cabo medidas de prevención y protección que pueden hacer incluso que nuestra parcela haga de cortafuegos a las llamas y preservar nuestro hogar de la catástrofe.

Para ello, es necesario que tomemos conciencia real del problema para prevenir y reducir el número de incendios. Las personas concienciadas que habitan en casas cercanas a bosques constituyen un auténtico equipo de prevención del riesgo en la IUF. Promover la formación y pedagogía en la materia, por parte de las autoridades, especialmente a personas mayores de zonas rurales, debe ser uan práctica común en nuestra geografía.

En primer lugar, siguiendo las indicaciones de la Directriz básica de planificación de protección civil de emergencia por incendios forestales (Real Decreto 893/2013) se debe implementar la autoprotección. La elaboración de los planes de autoprotección es responsabilidad del titular de las instalaciones o edificaciones. Estos planes serán fomentados por los propios ayuntamientos. Las personas que viven en zonas de IUF deben asumir que pueden ser víctimas de un incendio forestal y que tienen parte de responsabilidad en su autoprotección. Una vez conocido el grado de exposición de la casa frente a un incendio podremos tomar medidas para la prevención y protección.

Algunas de estas medidas son:

· Limpiar las zonas forestales que rodean nuestras viviendas o parcelas, despejar tejados y paredes de árboles, hojas y ramas.

· Cultivar plantas resistentes al fuego, que tardan en arder y hacen de barrera.

· Disponer de varias mangueras de riego con un alcance que pueda rodear toda nuestra propiedad.

· Medios de detección y extinción de incendios: Instalar equipos de detección automáticos y alarma, además es muy recomendable que este sistema esté conectado a una central receptora de incendios para que pueda trasmitir, aún sin estar nosotros en la vivienda, la emergencia a los servicios de extinción. Disponer de uno o varios extintores para sofocar o frenar una posible propagación de un incendio en nuestra vivienda y aledaños. Instalar una red de rociadores automáticos que extinguirán cualquier inicio de incendio en el interior. Utilizar materiales de construcción con buena reacción y resistencia al fuego en tejado, fachada y estructura.

Si la casa ya está construida, y no se ha contemplado la protección pasiva, será necesario implementar una rehabilitación integral, que incluya pequeñas mejoras sobre los elementos constructivos y materiales con un mayor riesgo de afectación por fuego mediante la aplicación de pinturas intumescentes sobre madera, morteros ignífugos sobre pilares y vigas o viguetas metálicas vistas, ejecución de techos, cajeado de vigas/pilares o trasdosados mediante sistemas de placas de yeso laminado que minimicen los riesgos y en especial el colapso de las estructuras.

Estas recomendaciones se tienen que amplificar si la casa de campo está construida con materiales combustibles: forjados y vigas de madera sin protección e incluso el contenido o materiales almacenados (textiles, productos químicos, inflamables…). Estos puntos deben ser los más “fáciles” de identificar y atacar. Además, hay que extender la protección a las estancias aledañas, como almacenes, talleres, garajes, pajares, cuadras (con pasto) que generalmente cuentan con estructura vista y en donde además se pueden realizar actividades o emplear materiales con cierto riesgo.

Por otro lado, el auge de viviendas prefabricadas, de madera y otros materiales combustibles, puede suponer un factor de riesgo. Si bien suelen ser edificaciones que han sido sometidas a tratamientos ignífugos en fábrica, la falta de mantenimiento puede afectar a estos tratamientos.

En este sentido, el mantenimiento de las soluciones, sistemas y equipos de protección contra incendios debe hacerse para tener la garantía de que su nivel de protección es el que tenía cuando se instalaron.

Acometer medidas de protección ante los IIFF requiere un tratamiento holístico para crear capacidad de respuesta, a través del estudio, la investigación, los análisis de riesgos, haciendo comparativas entre las casuísticas de incendios reales y las simulaciones. La recopilación de cientos de estudios de este tipo nos tiene que hacer avanzar en el desarrollo de una normativa en la interfaz urbano forestal, que recoja los requisitos de protección contra el fuego en la edificación, la jardinería preventiva, los cortafuegos, la gestión de los montes, los equipos de extinción, etc.

En definitiva, la problemática de los incendios forestales requiere soluciones globales y de diversas especialidades: preventivas, urbanísticas, legislativas y de autoprotección civil. La protección pasa por una mayor regulación, más formación y más concienciación.

airfeu autoproteccion proteger vivienda entorno forestal

Publicado en Noticias

La recuperación del turismo se aceleró en abril. España recibió ese mes 6,1 millones de turistas internacionales (datos INE). Igualmente, la estadística recoge que las pernoctaciones en apartamentos turísticos aumentaron un 349,1% en abril Esta recuperación afortunadamente se va acercando a cifras de prepandemia.

Paralelamente, el INE ha presentado su primer estudio sobre vivienda vacacional en España, en el que se indica que hay 321.000 pisos turísticos, el 1,3% de todas las viviendas (datos oficiales del censo, reales se calcula un 20% más). Las comunidades autónomas con más inmuebles de este tipo son: Andalucía (67.392 pisos turísticos), Cataluña (63.199) y Comunidad Valenciana (54.638). Estos datos suponen entre un 20% a un 30% del total de las plazas hoteleras de nuestro país.

El problema que planteamos en esta nota informativa es la posible falta de seguridad que pueden tener estos apartamentos comparados con los hoteles. Desde TECNIFUEGO, Asociación Española de Sociedades de Protección contra Incendios, aconsejamos a la hora de contratar un apartamento turístico exigir las mismas medidas de seguridad contra incendios que tiene un hotel. Ya que en él se dan los mismos condicionantes: desconocimiento del espacio en caso de evacuación y el pernoctar, con los riesgos de estar dormido, y que no haya elementos (alarma de incendio) para poder despertar y evacuar a tiempo.

Los hoteles se rigen por una normativa nacional estricta: Código Técnico de la Edificación, Documento Básico Seguridad contra Incendios (CTE-DBSI) con relación a los medidas y medios que deben cumplir e implementar, además de normativas municipales y autonómicas. Sin embargo, los apartamentos turísticos no tienen que cumplir esos mismos requisitos, sino que se rigen por la modalidad uso vivienda que exige menos medidas de seguridad.

Esta ausencia legislativa estatal, lo han suplido algunas comunidades autónomas: en Aragón, Decreto 80/2015. En Baleares, Ley 8/12 y Decreto 13/2011.En Canarias, Decreto 113/2015. En Cantabria, Decreto 19/2014. En Cataluña, Decreto 159/2012. En Madrid, Decreto 79/2014, o en el País Vasco, Ley 13/2016, de 28 de julio.

La escasa y genérica mención a la seguridad contra incendios en la reglamentación hace que en la práctica haya un vacío legal sobre las medidas de seguridad contra incendios en las viviendas turísticas.

Mientras se regula la situación -está pendiente la Ley de Turismo, que contemplará parte del problema- desde TECNIFUEGO aconsejamos a los usuarios, antes de alquilar, fijarse en que el apartamento esté dotado de los equipos de seguridad contra incendios como cualquier hotel. Y a los propietarios les instamos a instalar de manera voluntaria medidas de seguridad contra incendios en este tipo de apartamentos de uso turístico, por razones evidentes. El tiempo vacacional puede conllevar situaciones de mayor riesgo de incendio: fiestas, velas, cigarros. Los apartamentos turísticos son espacios que el visitante no conoce, para una posible evacuación en caso de incendio; y son espacios donde se pasa la mayor parte del tiempo durmiendo.

Detección de incendios, extintores, manta ignífuga, bocas de incendio equipadas y rociadores automáticos son algunos de los elementos que toda vivienda turística debe tener instalados, como elementos de protección activa.

También es importante reforzar la protección pasiva (edificatoria). Y existe una buena oportunidad, como son los fondos europeos Next Generation que contemplan los Planes de rehabilitación de vivienda (sea el uso que sea habitacional turística…), es importante tener en cuenta la implementación y/o mantenimiento de los sistemas de protección pasiva contra incendios en las edificaciones. Por ejemplo, el aislamiento térmico puede cambiar las características de combustión de los nuevos materiales, y por tanto aparece la necesidad de adaptar las instalaciones a una mayor exigencia de los materiales para su protección frente al fuego. La utilización de materiales cuya reacción al fuego sea la adecuada al uso y conforme a las normativas limitará la aparición del incendio y su propagación al inicio del mismo. Materiales poco inflamables, que no goteen y no liberen humo serán los más adecuados.

También se deben tener en cuenta las modificaciones y refuerzos en la estructura, y contemplar la mejora de las vías de evacuación.

Para unas vacaciones seguras exige protección contra incendios también en los apartamentos.

Airfeu apartamentos turisticos seguridad incendio

Publicado en Noticias