Jueves, 18 Enero 2024 09:37

Aumenta el número de muertes por incendio en vivienda: consejos y medidas de protección

Valora este artículo
(1 Voto)

 

Los datos son preocupantes, tras unos años de descenso del número de muertes, volvemos a tener cifras muy elevadas. Según el informe Víctimas de incendio en viviendas en España 2021, presentado por la asociación de bomberos APTB y la Fundación Mapfre, el número de muertes por incendio durante 2021 ha aumentado hasta 152 fallecidos (en 2020 fueron 119). De éstos, 104 muertes fueron por la noche (de 20:00 a 8:00) y más del 50% eran mayores de 65 años. Los focos principales de fuegos mortales fueron por este orden: salón, dormitorio y cocina. Durante los meses de invierno se produjeron la mayor parte de las muertes: 117 muertos (totales) en los meses de invierno: enero, febrero, noviembre y diciembre. El 70% de muertes fue por intoxicación por humo, y las causas principales de inicio del fuego fueron los productores de calor (20,4%) seguido de problemas eléctricos -sobrecarga y averías- (16,2%).

Los nuevos hábitos y usos en las viviendas, donde pasamos más tiempo que antes de la pandemia; los nuevos materiales de construcción y decoración, que hacen que los incendios se propaguen con mayor rapidez, y la pobreza energética, que conlleva la falta de revisión de las instalaciones, la sobrecarga de enchufes y el riesgo de estufas y calefactores, nos dan como resultado hallarnos en los índices de riesgo más altos de la historia.

A estos desencadenantes hay que sumarle otra casuística que se repite terriblemente año tras año: la mayoría de las víctimas viven solas y son de edad avanzada y/o con la movilidad reducida.

PREVENCIÓN

Es muy importante que los ciudadanos tengan los conocimientos suficientes para reaccionar de una manera eficiente ante la aparición de un incendio. Una buena fórmula utilizada en muchos países europeos es la impartición en las escuelas de cursos y talleres sobre “cómo comportarse en caso de incendio y qué medidas de protección se deben adoptar”. Las administraciones públicas deberían contemplar este tipo de formación en los planes de estudio. La concienciación y formación del ciudadano, desde la más temprana edad, según los datos disponibles, resulta muy eficaz para evitar tragedias derivadas de un incendio.

Algunas de las medidas de prevención aconsejadas por los servicios de emergencias son:

En la cocina: Evite que los niños jueguen en la cocina. No almacene ni manipule líquidos inflamables. Limpie frecuentemente la campana de humos. Coloque las sartenes en el fuego de forma que los mangos no sobresalgan. No cocine con prendas de vestir con manga ancha. Si sale de casa, aunque sea por muy corto espacio de tiempo, no deje la cocina encendida.
Estufas: no coloque nunca estufas/braseros cerca de muebles o tejidos. No ponga encima o muy cerca de estufas a secar ropa. Vigile siempre las estufas y braseros de debajo de las mesas camillas.

Las causas eléctricas (fallos, sobrecarga, enchufes averiados, regletas, recarga de baterías por la noche…) son la principal causa de incendios con víctimas. Hay un factor que intensifica el riesgo y es la tarificación eléctrica nocturna en instalaciones eléctricas antiguas, en mal estado, o sobrecarga de la red en horario no vigilado, mientras dormimos.

Instalaciones eléctricas: Desconecte los aparatos eléctricos que no se usen. No sobrecargue los enchufes conectando varios aparatos. Evite cables pelados y sin protección. Arréglelos o elimínelos cuanto antes. No manipule en la red eléctrica especialmente con el suelo mojado. No realice arreglos provisionales en lámparas ni aparatos eléctricos. Coloque los sistemas de protección adecuados a su potencia eléctrica. Las instalaciones deben ser revisadas por técnicos especializados cuando se observen fallos en su funcionamiento o después de 10 años de su instalación.

Cómo actuar ante un incendio

Si se inicia un incendio, la prioridad principal debe ser salir y sacar a aquellas personas que lo necesiten. No hay tiempo para ir a por objetos de valor. El tiempo lo es todo. A continuación, estos son algunos consejos básicos que recomiendan los bomberos:

- Llama al 1-1-2. Es el teléfono único para emergencias. Explica cuál es la situación, da la descripción del lugar, tipo de edificio, ocupación.

- Alarma de incendios. Si escuchas que empieza a sonar un detector de humo o una alarma de incendios o ves humo o fuego, trata de salir del edificio de la manera más segura posible.

- Salida por puertas, si ves humo debajo de una puerta, no podrás salir. Si no ves humo, coloca la parte posterior de tu mano sobre la puerta para cerciorarte de que no esté caliente. Si la sientes fría, ábrela lentamente y sal, pero si el fuego te impide salir, ciérrala para protegerte.

- Protégete de la inhalación de humo. Desciende al suelo y gatea, debes cubrir tu nariz y tu boca, y si puedes, cúbrelos con un paño mojado.

- Si tu ropa empieza a incendiarse, detente, cae al suelo y rueda.

- Si no puedes escapar y estás esperando ayuda, cierra la puerta y cubre todas las ranuras a su alrededor con tela o cinta adhesiva para mantener el humo fuera el mayor tiempo posible.

- Pide ayuda desde una ventana. Si quedas atrapado en una habitación de un piso superior en un incendio, haz lo posible para ponerte en un área donde las personas puedan oírte o verte.

- Aléjate de la estructura del edificio.

MEDIDAS DE PROTECCIÓN

TECNIFUEGO, Asociación Española de Sociedades de Protección contra Incendios, y sus empresas asociadas, que trabajan en la investigación y desarrollo de tecnologías de protección, recomiendan algunas soluciones de probada fiabilidad y bajo coste que reducirían drásticamente, no solo el número de víctimas mortales, sino también los heridos y las pérdidas materiales. La protección integral consiste en la instalación de una serie de medidas de protección activa y protección pasiva.

La protección activa se compone de una serie de equipos y sistemas para detectar y extinguir un incendio, como el extintor, el detector de humos, o el rociador automático:

El detector de humos es un equipo que detecta las partículas de humo y avisa con sonido y/o luz de manera temprana. Además, la alarma se puede transmitir al exterior de la vivienda, avisando al resto de inquilinos y al servicio de emergencias.
El extintor es fácil de instalar, solo es necesario colgarlo en un lugar visible, de fácil acceso y en las zonas de mayor riesgo, como es la cocina. Su uso es sencillo tras un pequeño entrenamiento.
La manta ignífuga proporciona seguridad, en casos de conato o incendios pequeños, es muy fácil de usar y eficaz contra el fuego.
Los rociadores automáticos descargan automáticamente agua exclusivamente sobre el área afectada por el fuego.

La protección pasiva consiste en el uso de elementos constructivos y productos especiales que puedan evitar el inicio y la propagación del incendio, además de facilitar la evacuación de las personas en condiciones seguras, sin olvidar que ofrecen un plus de tiempo a los equipos de bomberos para sus labores de intervención y rescate. Ante un incendio, disponer del diseño adecuado de protección pasiva, debería garantizar:

- compartimentación en sectores de incendio (mediante puertas, cerramientos y sellados) que permitan mantenerse seguros y aislados del riesgo;

- eliminación de la propagación por fachadas y cubiertas a otras viviendas/edificios (a través de materiales que no propaguen la llama ni generen humos tóxicos)

- protección estructural que mantenga la estabilidad del edificio -al menos- durante la evacuación de ocupantes y la intervención de equipos externos.

CAMPAÑAS Y LEGISLACION QUE AYUDAN

Desde TECNIFUEGO nos hemos propuesto intensificar las campañas de prevención, que bajo el título Los incendios matan. La protección es posible, buscan alertar y concienciar tanto al ciudadano común como a los responsables de las políticas legislativas relacionadas con la vivienda para lograr un cambio en la legislación (Código Técnico de la Edificación, CTE- DBSI). Por qué en Francia y Reino Unido es obligatorio instalar un detector de incendios en las viviendas y en España, no. Esto es lo que queremos cambiar, haciendo que usuarios y responsables ministeriales se sensibilicen sobre los hechos reales que año tras año presenciamos, y lograr así la obligatoriedad de instalar detectores y otras medidas de seguridad en las viviendas.

Siguiendo esta línea, en 2022, la Asociación ha hecho entrega de detectores para personas vulnerables en Bermeo. Y para llevarlo a cabo, el consistorio ha puesto en marcha un programa para instalarlos y mantenerlos, y conseguir así una mejora en la seguridad y en la calidad de vida estas personas.

Como dicen los expertos: “Es tiempo ya de que las administraciones responsables de la legislación contra incendios se hagan eco de esta realidad tan trágica e incluyan en la normativa más medidas de seguridad en el ámbito de la vivienda” (Víctor M. F. De la Cotera, APTB).

Airfeu Aumenta el numero de muertes por incendio en vivienda consejos y medidas de proteccion

Visto 590 veces Modificado por última vez en Jueves, 18 Enero 2024 11:38