Lunes, 26 Julio 2021 13:51

Cómo protegerse frente a un incendio forestal

Valora este artículo
(0 votos)

Estamos en momentos de extremo riesgo de incendio. El intenso calor de los últimos días y las circunstancias que han condicionado todo 2021 hacen prever un año difícil en incidencia por incendios forestales.

El cambio climático, los fenómenos meteorológicos adversos, -como ha sido en este 2021, la Borrasca Filomena-, el abandono rural contribuyen al aumento de los grandes incendios (aquéllos de más de 500 hectáreas. En 2020, por ejemplo, hubo 19 incendios de estas características en España)

La emergencia climática conlleva incendios de mucha más intensidad. Estos megaincendios tienen una dinámica de propagación propia, generan pyrocúmulus que retroalimentan el incendio, lanzando columnas de convección a la troposfera, y, al enfriarse en las capas altas, se desploman, provocando un efecto multiplicador en la expansión del incendio, y cientos de nuevos focos secundarios.

Este fue el proceso que tuvo lugar en Portugal en 2018, el pasado año en el Amazonas, y en los graves incendios que estamos viendo en Rusia, Siberia, Oregón o California

Ante este panorama, se debe profundizar en nuevas políticas de gestión. Con un claro refuerzo en las medidas de prevención, protección y concienciación.

En este sentido, creemos que se deben reforzar los siguientes aspectos:

· Contratación de personal suficiente para la recogida y limpieza de montes, fundamental en las zonas afectadas por la borrasca Filomena ya que en ellas existe riesgo de plagas y además tienen mucha madera acumulada, lo que aumenta el riesgo de incendio e impide el acceso de los vehículos de emergencia

· Implementación de los planes de autoprotección en pequeños municipios y urbanizaciones lindantes al bosque.

· Campañas de concienciación a la sociedad sobre la necesidad de autoprotección.

· Reforzar la legislación sobre medidas de protección y extinción en la interfaz urbano forestal. Y en este sentido, realizar análisis también en las interfases de usos industriales, agrícolas, etc.

· Cumplir la normativa de protección civil en cuanto a planes de emergencia

· Potenciar el sector forestal. Con una política que incentive el aseguramiento de los montes, su aprovechamiento directo e indirecto.

INTERFAZ URBANO FORESTAL

Las urbanizaciones y municipios que se encuentran en zonas de peligro de incendio están obligados a elaborar sus planes de autoprotección.

Algunas medidas de prevención y protección que aconsejamos acometer son:

· Realizar un cortafuegos perimetral exterior a la urbanización y/o municipio de al menos 25 metros de anchura, libre de residuos de matorral y de vegetación herbácea y ramas.

· Limpieza de vegetación seca en los caminos, tanto los internos como los de acceso, así como las cunetas.

· Señalizar las vías de escape y puntos de reunión, donde dirigirse en caso de incendio; adecuar zonas confinadas y protegidas durante las horas que puedan tardar los equipos de rescate.

· Instalar las medidas básicas de protección activa contra incendios dentro de la urbanización, como hidrantes para toma de agua por los bomberos, y en zonas comunes, disponer de extintores y bocas de incendios equipadas.

En el caso del interior de las parcelas con viviendas, se deben acondicionar para que sean seguras, instalando igualmente bocas de incendio equipadas, extintores, sistemas de detección, mantas ignífugas, rociadores automáticos…

En la construcción y rehabilitación de las viviendas se debe tener en cuenta la protección pasiva. Tanto la reacción de los materiales (que no ardan o tarden en arder) y su resistencia al fuego, para que no colapsen, y pueda realizarse la evacuación.

Igualmente, un jardín adaptado a la prevención de incendios forestales es importante y necesario. Se deben elegir plantas y especies resistentes al fuego con especies pirófitas, que pueden retrasar las llamas, como son todos los tipos de aloes, algunas palmeras y plantas crasas, araucarias, los alcornoques y algunos especies del género Pinus presentan este tipo de resistencia pasiva.

Si conseguimos estas implementaciones de medidas de protección, estaremos mejor preparados ante un verano que se prevé de extremo riesgo de incendio.

airfeu protegerse incendio forestal

Visto 129 veces