Elementos filtrados por fecha: Agosto 2019

El corazón y el alma de cada establecimiento de comida es la cocina. Equipados con estufas, parrillas, freidoras y un sinfín de otros aparatos de cocción a alta temperatura, ningún otro entorno exige una protección contra incendios adecuada más que las modernas instalaciones de cocción actuales. Ya sea en una cadena de restaurantes, en un hotel, en una cafetería de la escuela o en el hospital, o en la cafetería de la esquina … todas las cocinas comerciales contienen los elementos necesarios para un incendio repentino (grasa y calor), lo que pone a las personas y las propiedades en riesgo. 

ESTO SE PUEDE EVITAR……..

Airfeu sistema extincion incendios cocinas comerciales 02

EL COLOSO DE REFORMA presento un CONATO DE INCENDIO en la cocina del loby del primer piso, se derramo aceite de la freidora en los quemadores, lo que provocó que se generaran flamas, generando fuego, sin que afortunadamente se registraran lesionados.

El sistema de cocina de supresión de incendios de sustancias químicas húmedas WHDR ofrece protección automática o manual las 24 horas para áreas comerciales de cocina; Conductos, plenums, campanas y superficies de cocción.

Airfeu sistema extincion incendios cocinas comerciales 01

Publicado en Noticias

El incendio es uno de los riesgos más comunes en la actividad hostelera. Según datos registrados por diversas fuentes del seguro (Unespa), en España, durante 2018, se han producido alrededor de 10 incendios diarios en establecimientos hoteleros, en las cocinas, salas de estar y habitaciones, con pérdidas anuales notables. Gracias a la acción diligente de los asegurados, los servicios de extinción y las medidas de prevención adoptadas, la factura media de un incendio en España es de 1.929 euros. Con todo, los costes varían de unos lugares a otros. Mientras en Salamanca el incendio medio cuesta 786 euros, en Huesca alcanza los 6.826 euros. Nueve veces más.

Incidiendo en esto, varios estudios realizados por organismos internacionales mencionan que la probabilidad de que ocurra un incendio en un hotel es diez veces mayor que la de que ocurra un incendio en el hogar.

Un dato relevante, es que los tour operadores de EEUU, por ejemplo, exigen rociadores automáticos en los hoteles seleccionados. Un aspecto que en nuestra legislación no está contemplado (solo a partir de los 28 m de altura), pero que cualquier experto en la materia recomendaría.

Por ello, la excelencia en PCI es extremar las medidas de PCI más allá de lo obligatorio. A la calidad de las instalaciones hay que añadir el riguroso cumplimiento del mantenimiento periódico y la sustitución en caso de que la vida útil de los equipos haya llegado a su fin.

Airfeu calidad seguridad contra incendios hoteles

Publicado en Noticias

Lo primero que se produce al comenzar un incendio es una gran emisión de humos. Los humos son los causantes de la gran mayoría de víctimas de los incendios. Además, los humos, aunque no fueran tóxicos, anulan la visibilidad y dificultan enormemente la evacuación del edificio y la intervención de los bomberos. Para ayudar en este sentido, las puertas de control de humos impiden la propagación de los humos que produce un incendio.

En 2001 se editó en España la norma europea UNE-EN 1634-3, que establece los métodos de ensayo para este tipo de puertas. A pesar del tiempo transcurrido, la reglamentación española no se ha adaptado para incorporar este tipo de puertas que tanto ayudan cuando se produce un incendio, incluidas las vidas que pueden salvar. Para dotar a un edificio de puertas de control de humos no siempre es necesario instalar puertas adicionales. Las propias puertas cortafuego pueden disponer de su preceptiva clasificación EI2tt-C5, y también de clasificación Sa o S200 . Incluso las puertas del edificio "no cortafuego" pueden ser "cortahumo", pues el ensayo de control de humos es mucho menos exigente que el de resistencia al fuego. También pueden ser "cortahumo" las puertas situadas en vías de evacuación. Son perfectamente compatibles las prestaciones EI2tt, C5, y Sa o S200, y también los requisitos del DB-SUA sobre fuerza de apertura en vías de evacuación accesible (65N para puertas resistentes al fuego, y 25N para puertas no cortafuego). También son compatibles las características de control de humos con las de aislamiento acústico, de manera que una misma puerta puede reunir todas estas prestaciones y, al mismo tiempo, cumplir los requisitos de accesibilidad.

 

El ensayo de control de humos consiste en la medición del caudal de fuga de aire a través de la puerta en diversas condiciones de presión, a temperatura ambiente o a 200ºC. Para que una puerta supere este ensayo sólo es necesario que disponga de las juntas de estanquidad adecuadas para su clasificación (Sa o S200 respectivamente), y que tenga una rigidez suficiente para que al cerrar sobre el marco mantenga la estanquidad.

No hay motivo técnico ni económico que justifique la no inclusión de las puertas de control de humos en la reglamentación española (Código Técnico de la Edificación y Reglamento de seguridad contra incendios en establecimientos industriales). En Europa, la norma EN 1634-3 ya va por su tercera revisión, sin que en España hayamos hecho provecho de su enorme utilidad para la seguridad de las personas en los edificios. A diferencia de otros países como Luxemburgo, Reino Unido y Polonia, que hace mucho que la incorporaron a su reglamentación. ¿Cuánto más tendremos que esperar?

Airfeu puertas control humo reglamentacion proteccion incendios

Publicado en Noticias